Logo Loading

Recomendaciones para evitar la procesionaria

Recomendaciones para evitar la procesionaria

Recomendaciones para evitar la procesionaria

Como ya sabrás, la primavera es la época favorita de la procesionaria; el momento en el que las temperaturas suben y estas peligrosas orugas campan a sus anchas. Por eso es tan importante tener claro qué está en nuestras manos para evitar la procesionaria y todos los problemas a los que se asocia esta plaga.

¿Qué es la procesionaria?

Como exterminadores de plagas en Granada nos enfrentamos a menudo a casos de procesionaria, especialmente porque nuestra provincia es muy propensa a sufrirla.

La procesionaria del pino pertenece a la familia Thaumetopoeidea y vive en las zonas del Mediterráneo y el Sur de Europa, sobretodo, y como su nombre indica, sobre los pinos.

En principal problema de esta plaga es que cuando las orugas están en su fase de larva, se encuentran cubiertas por más de mil pelos, y cada uno de ellos contiene una sustancia llamada thaumatopina. Esta toxina puede provocar en animales y personas sensación de picazón y verdaderas reacciones alérgicas si se tiene contacto con ella. Aunque no sólo es el contacto con la larva lo que provoca estas reacciones, estos pelos urticantes también se desprenden y se quedan flotando en el aire, lo que aumenta los casos de alergia e irritaciones.

¿Cuál es el mejor momento para tratar y evitar la procesionaria?

Para saber cuándo es el mejor momento para atacar la procesionaria conviene conocer el ciclo biológico de esta plaga.

La procesionaria prolifera a finales de invierno o principios de primavera. En verano las orugas se convierten en mariposas y les llega el momento de reproducirse. Es entonces cuando cada ejemplar de mariposa hembra procesionaria pone de 50 a 300 huevos en las hojas de los árboles.

A partir de ese momento las larvas pasan por cinco estadios de desarrollo. En su tercera fase larvaria, estos insectos forman las bolsas blancas tan características en las que se refugian en invierno.

Cuando la larva llega a su madurez, las orugas se organizan en procesión y bajan de los árboles para enterrarse en el suelo a una profundidad de 10 a 20 cm. Es en ese momento cuando las orugas pupan y se transforman en crisálidas, entrando con el final de la primavera y principios de verano.

Muchas veces es cuando estas procesiones de orugas peludas y peligrosas pueden verse cuando los usuarios se plantean tratamientos para evitar la procesionaria. Pero esto es un error. Lo normal es que si se toman las medidas antiplagas en este momento, las orugas ya se hayan enterrado. Por lo que el tratamiento no sólo se deberá aplicar en este punto del ciclo de la procesionaria. Lo ideal es que los tratamientos se empiecen antes de que las larvas comiencen a bajar.

Los mejores tratamientos para acabar con la procesionaria

Existen muchos tratamientos para evitar la procesionaria o tratar de eliminarla. Uno de ellos es la colocación de unos anillos alrededor de los troncos de los árboles que permiten capturar de forma mecánica a las larvas en su bajada. Para que estos anillos sin biocidas sean eficaces deben colocarse antes de que las larvas bajen en procesión, es decir, a finales de invierno. Aunque dependiendo de la zona esto puede variar.

Otro tratamiento es la endoterapia, que consiste en la aplicación de un producto insecticida en el tronco del árbol. La planta lo va absorbiendo hasta que llega a sus hojas, que son el principal alimento de los ejemplares de larvas que saldrán en primavera.

Por otro lado, también pueden aplicarse tratamientos aéreos con técnicas de ultra bajo volumen con inhibidores de crecimiento entorno al mes de septiembre. Estos tratamientos se pueden usar también en zonas más reducidas como jardines o parques con el uso de cañones pulverizadores.

En el caso de actuar cuando las larvas ya han formado los bolsones, en diciembre o febrero, pueden aplicarse tratamientos químicos adulticidas. O incluso cortarlos y quemarlos, contando para ello con profesionales antiplagas y tomando las precauciones oportunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Enter your keyword